01/05/2021 10:24 - opinin

Dnde vamos a laburar?

Nicols Martn, de 22 aos, Lic. en Ciencia Poltica y Gobierno con campo menor en polticas pblicas, ex presidente del Centro de Estudiantes de la Universidad Torcuato Di Tella, opin para Tlam sobre cmo es el mercado laboral al que se enfrenan los jvenes en el marco de la pandemia por Covid 19.

Nicols Martn

Por Nicols Martn

Desde el 2015, la Argentina experimenta una creciente suba del desempleo regionalizada y atenuada en los ms jvenes. No es la misin de este articulo intervenir en las causales de una de las tantas consecuencias de la crisis econmica durante los ltimos dos aos del gobierno de Cambiemos, por el contrario, propongo introducirnos en el impacto de la pandemia Covid-19 en la desocupacin en Argentina y, particularmente, en los jvenes (14-29 aos).

Como era de esperarse, la pandemia afect negativamente al empleo en todas sus formas (formal/informal, full-time/part-time) como as tambin, a la generacin de puestos de trabajo. En ese sentido, la desocupacin de la totalidad de la poblacin ascendi a 13,1% en el segundo trimestre del 2020 para estabilizarse en 11,7 % en el tercer trimestre del mismo ao. Como bien se ha escrito en varios medios, la economa argentina ya presentaba sntomas de creciente desempleo, no obstante, la pandemia y la cuarentena tuvieron un efecto regresivo sobre la ya preocupante tasa de empleo formal. Los jvenes argentinos conviven con este problema. La demanda de empleo no satisface el pedido de primeros trabajos, estabilidad para continuar estudios, ayudar en el hogar, etc.

La tasa de desempleo joven en el tercer trimestre de 2020 fue de 21% aproximado, es decir, duplica la tasa de desempleo de la poblacin total. A su vez, se evidencia una brecha de gnero en el indicador. Mientras el desempleo de varones entre 14 y 29 aos es de 19,8%, el mismo parmetro para las mujeres asciende a 23,1%.

Diversos cientistas sociales discutieron acerca de las causas de este fenmeno. Sin acuerdo, las cuatro variantes que surgieron como variables fueron: falta de educacin especfica, desmotivacin, crisis econmica y falta de polticas pblicas concretas. Con respecto al primer punto, la Argentina cuenta con un gran sistema estatal educativo diversificado. La suspensin del arancel universitario sumado a la creacin de escuelas tcnicas armonizaron la relacin entre Estado-trabajo- juventud. No obstante, el avance tecnolgico refuerza la idea de continuar repensando la educacin. Sin embargo, en este escrito, no se sostendr que la causa del desempleo juvenil sea la falta de educacin especfica. Esa afirmacin podra ocultar el rol principal del Estado en la creacin de expectativas y puentes para nuevos y mejores puestos de trabajo. Con respecto al segundo punto, la desmotivacin, se ha llegado al acuerdo de que es un factor relevante cuando la demanda laboral es alta. Con una elevada tasa de desempleo joven, no sera correcto contabilizar la desmotivacin como una gran causal. Es correcto, por el contrario, establecer una continuidad entre factores psicolgicos y rol de la educacin.

En s mismo, las dos causales pendientes (crisis econmica y falta/coordinacin de polticas laborales) constituyen las principales variables para entender el desempleo joven en la Argentina. Por un lado, la estanflacin macrista sumada a la pandemia atenu la creacin de empleo. Por otra parte, las polticas laborales juveniles propuestas hasta el momento, no han sido concluyentes en su objetivo.

Teniendo en cuenta las dos principales variables expuestas, los problemas de coordinacin estatal y el resultado de la legislacin sancionada, es necesario revisar el camino de las polticas pblicas de empleo joven. En primer lugar, es indispensable consagrar en un rol articulador al Instituto Nacional de la Juventud, que debe estructurar el pensamiento y la evaluacin de polticas pblicas apuntada a los jvenes. En segundo lugar, es prioritario establecer un rea de poltica comparada dentro del mismo organismo. Un tercer punto, y a modo de conclusin, es la necesidad de permanente dilogo con las agrupaciones de representacin estudiantil. Por lo tanto, es importante que haya voluntad poltica para empoderar al instituto en su estrategia de articulacin socio-educativa. De este modo, es fundamental convocar constantemente a las agrupaciones juveniles, a los lderes estudiantiles y en definitiva, hacer poltica.

Por Nicols Martn, tiene 22 aos, es Licenciado en Ciencia Poltica y Gobierno con campo menor en polticas pblicas, expresidente del Centro de Estudiantes de la Universidad Torcuato Di Tella.