10/06/2021 16:50 - La Rioja

Ejemplar condena a cinco aos de prisin para un acusado de "sextorsin"

Se trata de PatricioPioli, condenadopor el delito de "coaccin y lesiones leves calificadas"por haber ejercido violencia de gnerocontra Paula Snchez Frega, y por filtrar fotografas y videos ntimostomados por l.

La presidenta de la AMPA explicó que "a diferencia del grooming, la sextorsión no está tipificada en el Código Penal".
La presidenta de la AMPA explic que "a diferencia del grooming, la sextorsin no est tipificada en el Cdigo Penal".

El tatuador Patricio Pioli fue condenado este jueves en La Rioja a cinco aos de prisin por haber ejercido violencia de gnero contra su ex pareja y haber difundido imgenes ntimas sin el consentimiento de la vctima, en lo que se considera un fallo ejemplar para el castigo de este ltimo delito, popularmente conocido como "sextorsin".

Pioli fue considerado por el tribunal culpable de los delitos de "coaccin y lesiones leves calificadas".

La abogada Mariana Barbitta, presidenta de la Asociacin de Mujeres Penalistas de la Argentina (AMPA), explic a Tlam que "a diferencia del grooming, la sextorsin no est tipificada en el Cdigo Penal, como s lo est en el Cdigo Penal espaol, por eso la condena es por coaccin".


La condena

Segn inform el Poder Judicial de La Rioja, para los jueces qued acreditada "que todas estas situaciones de violencia y hostigamiento hacia la vctima provocaron en ella un dao psicolgico, un dao o quiebre en su salud mental caracterizado, entre otras, por sensacin de desamparo, desvalimiento y sensacin de encontrarse en situacin de peligro real, perdiendo la confianza y seguridad en s misma".

Adems, los jueces resolvieron que el juez que tendr a su cargo la ejecucin de la pena y el Patronato de Liberados debern "informar a la vctima todas las situaciones que se susciten en el proceso de ejecucin atinentes a la obtencin de beneficios de salidas transitorias, semi libertad, libertad condicional y libertad definitiva del condenado, imponiendo -en su caso- medidas cautelares de restriccin geogrfica para tutelar judicialmente la persona de la vctima".

Pioli fue condenado, entre otros delitos, por haber ejercido violencia de gnero contra Paula Snchez Frega, y por filtrar fotografas y videos ntimos tomados por ste cuando tena una relacin con ella.

El condenado deber, adems, afrontar el pago de las costas del juicio segn lo resuelto por el Tribunal de la Cmara Tercera en lo Criminal y Correccional, presidido por la jueza Edith Agero junto a los magistrados Mara Petrillo y Fernando Romero, a cargo del juicio por un hecho denunciado en 2017.

Pioli, de origen sanjuanino y conocido en La Rioja como "El tatuador" por su oficio, fue denunciado por Snchez Frega por violencia de gnero y amenazas de difusin de material ntimo luego de finalizar su relacin en 2016.

El acusado fue trasladado inmediatamente al Servicio Penitenciario Provincial para el cumplimiento de una pena encuadrada en violencia contra la mujer, y all -segn lo dispuso el Tribunal- recibir tratamiento psicolgico.

"Estoy muy conforme con la sentencia,se termin el calvario de denunciar"

Paula Snchez Frega

Paula dijo a la prensa que haba padecido durante y despus de ese vnculo permanentes episodios de violencia de gnero contra ella y contra sus mascotas, y que fue revictimizada a raz de haber hecho pblico Pioli detalles del abuso de su abuelo paterno contra ella, algo que la joven le haba relatado en su relacin de confianza.

La defensa de Paula esperaba que se condenara a Pioli a seis aos, pero la joven, al conocer la sentencia, se mostr conforme con la sentencia y la consider como un fallo ejemplar para un caso de sextorsin en el pas.

Luego de conocer la sentencia, la joven expres a la prensa local que est "muy conforme".

"Ahora voy a seguir luchando para que salga la ley. Estoy bastante conmovida pero muy conforme con la sentencia, pero la verdad vena con pocas expectativas", agreg.

Luego de agradecer a quienes siempre la apoyaron en su larga lucha de cuatro aos, afirm que el de "hoy es un da muy importante, pues se termin el calvario de denunciar, que tambin es muy cansador".

"Ahora voy a seguir luchando para que salga la ley. Espero que salga la media sancin de la ley para que las victimas tengan una proteccin", aadi.


Las palabras de una abogada especialista sobre la penalizacin de la violencia digital

Por su parte, la abogada especialista en delitos informticos, Marina Bentez Demtschenko, celebr el fallo condenatorio y el hecho de que "se dio intervencin a la secretara de la Mujer de La Rioja para tutelar los derechos de la vctima".

La Justicia orden, en este caso, "destruir los objetos tecnolgicos secuestrados, facilitadores de la difusin no consentida de imgenes de la vctima", lo cual se enmarca en la aplicacin de la Ley 26.485 de Proteccin Integral hacia las mujeres.

Demtschenko resalt dos aspectos que consider centrales del fallo, el primero de ellos hecho que se haya "ordenado la intervencin de organismos provinciales, como la Secretara de la Mujer de La Rioja, para informar a la vctima sobre el cumplimiento de la sentencia por parte del condenado, como salidas transitorias, porque tutela de manera efectiva los derechos de la vctima".

"Hace ms de cuatro aos que se est intentando lograr la penalizacin de la violencia digital pero no se logra llegar a estados parlamentarios relevantes"

Marina Bentez Demtschenko

Y tambin destac la decisin que orden "la destruccin de equipos informticos, celulares, y todos aquellos (elementos) facilitadores secuestrados que hayan sido partcipes de las conductas daosas que se invocaron como la difusin no consentida de imgenes ntimas".

Esto ltimo lo consider "muy importante porque en muchos casos donde se suscita violencia digital se secuestran objetos y, en algn momento del proceso penal, el imputado pide los objetos y se los vuelven a dar, algo que vuelve a poner en peligro a la vctima".

Sobre la falta de legislacin sobre la difusin no consentida de material ntimo, la abogada cont que "hace ms de cuatro aos que se est intentando lograr la penalizacin de la violencia digital, como por ejemplo se da en este caso, pero no se logra llegar a estados parlamentarios relevantes".

"La reforma del Cdigo Penal argentino exige ya mismo una actualizacin para contemplar no solo conductas que tienen que ver con el uso de internet o con la participacin activa en la web sino con conductas que afectan derechos personalsimos como la privacidad y la integridad sexual", concluy.